Qué hacer si mi empresa no va bien

Empresa no va bien

Si tu empresa no va bien es que algo ha cambiado. Y seguir haciendo lo mismo sólo conseguirá empeorar las cosas. Has de realizar cambios, sean estos temporales o definitivos.

Bien, pero… ¿Qué hacer? Aquí van cuatro ideas:

–         Reorganización operativa del negocio.

–         Operaciones de patrimonio y financiación externa.

–         Desinversión de activos u operativa.

–         Negociación del pago de la deuda.

 

Reorganización operativa del negocio:

Te has planteado si todo lo que haces es rentable. Quizá sea el momento de centrarte en alguno de tus productos o servicios o de cambiar la forma de producirlos o prestarlos, y abandonar o externalizar aquellos que están lastrando tu cuenta de resultados.

Operaciones de patrimonio y financiación externa:

Vigila el deterioro del patrimonio neto de tu empresa y realiza operaciones de ampliación de capital o convierte en préstamo participativo el dinero que has tenido que poner últimamente. No permitas que el balance caiga en causa de legal de disolución o ninguna sociedad de responsabilidad limitada te librará de responder personalmente de los impagos futuros.

Acude a la financiación ICO Covid 19 para mantener o ampliar tu liquidez. Si puedes, reestructura tu deuda.

Desinversión de activos u operativa:

Si aún y con todo tienes problemas de liquidez, no dudes en desinvertir en parte de tu negocio. Vende las líneas que no puedes mantener o aquellos activos que el mercado aún demanda y tú no necesites. Habrá tiempo de ganar terreno más adelante. Céntrate en el corazón de tu negocio y no hagas de él una sociedad patrimonial.

Negociación del pago de la deuda:

Finalmente, si no puedes atender los pagos a su vencimiento y te encuentras en insolvencia actual o inminente negocia el pago de la deuda con la ayuda de los mecanismos preconcursales: acuerdo extrajudicial de pagos, acuerdo de refinanciación homologado o no, propuesta anticipada de convenio para introducir quitas o esperas, y prepack (preparación de la venta de todo o parte la unidad productiva en fase concursal).

No regaléis la derrota, y llegará la victoria.